Recomendado

Recomendado
2da Edición

Encargue acá su Libro

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

viernes, 19 de julio de 2013

Hay que bancar a Massa

A las puertas de otra elección, hay que admitir que casi nadie va a votar lo que quisiera. Asumida esta pobreza, Armando Ribas nos enseña que uno no elige las alternativas sino entre las alternativas que se presentan; por eso suena altamente infantil cuando la respuesta es “ninguno”; como no me convence ninguno, no voto a ninguno; y es infantil porque “ninguno” no es una opción y sólo significa que se está declinando la posibilidad de elegir y favoreciendo, indirectamente, al candidato que va primero que, por lo general, es el representante del oficialismo.

Claro que decidir entre salir con Angelina Jolie o con Alicia Kirchner es tarea sencilla. Lo difícil es optar entre similares o entre varios males. En la provincia de Buenos Aires parece ser el caso: las propuestas son Stolbizer, De Narváez, Insaurralde o Massa.

Stolbizer obtuvo su banca tras recorrer la provincia respaldada por Elisa Carrió. Como es casi un hábito de la política contemporánea, una vez sentada cómodamente en el Congreso, repudió a su mentora y partió con aires de vida propia. A su alrededor se nuclea un rancio radicalismo que tiene más de rancio que de radicalismo y juntos aspiran a retener los diminutos espacios que conserva esa otrora exitosa agrupación política. Las encuestas le otorgan un generoso 10 hasta 14% de intención de voto que no necesariamente se transforma en voto efectivo.

De Narváez es un caso curioso: aún antes de las elecciones emerge como el gran perdedor del 2013. Independientemente del 15% de intención de voto que le asignan recientes sondeos, desperdició el rol de opositor que llegó a sus manos tras derrotar en las urnas a la dupla Néstor Kirchner-Daniel Scioli. No hizo nada con semejante tesoro y permitió el reordenamiento de las alicaídas filas K. Todo indica que el tren de “Franta” ya pasó y que a pesar de las buenas intenciones que pueda abrigar,  pagará por haber defraudado a sus electores y a aquellos que depositaron en él el mandato de frenar, como cabeza de la oposición, el peligroso crecimiento del poder kirchnerista.  

Insaurralde es nadie por sí mismo. Es un muchacho que en su zona de influencia pisa fuerte pero que en el extendido distrito por el que compite, es un ilustre desconocido. Pero es el candidato K; eso indica que Insaurralde es Cristina, Boudou y Moreno. Es Lázaro Báez, De Vido y Milani. Insaurralde es Ricardo Jaime, Oyarbide y Antonini Wilson. Es Skanska, la AMIA y la tragedia de Once. Insaurralde es la democratización de la justicia, Kunkel y Diana Conti. Insaurralde es Recalde, YPF y Aerolíneas Argentinas. Es el Anses, Etchegaray y Abal Medina. Insaurralde es Futbol Para Todos, Bonafini y “Sueños Compartidos”. Insaurralde es nadie por sí mismo pero todo aquello por herencia del “modelo”. Vaya mochila. Insaurralde no sólo personifica la continuidad; garantiza la consolidación de una dictadura electiva en la que la ley y las minorías serán aún más ignoradas y avasalladas que hoy.

En el repaso de la góndola de ofertas de “Políticos para Todos” nos queda Massa. El sonriente Intendente de Tigre fue kirchnerista hasta antes de ayer. En una movida casi dramática decidió abandonar el equipo cinco minutos antes del vencimiento de los plazos. La pregunta del millón es si Massa será efectivamente un opositor o se plegará al oficialismo tras obtener su cuota de poder
legislativo.

Con estos pingos nunca se sabe pero cabe la posibilidad de que evite auto-fumigarse. Si basa su campaña en que no va a apoyar al kirchnerismo en aquello que hoy los desvela, o sea quedarse, y luego incumple, sería un suicidio. ¿Cabe esa posibilidad en un político joven y ambicioso, con un amplio horizonte por delante, casi sin competencia? ¿Podremos confiar en que su olfato le haya confirmado el hartazgo generalizado que se palpita en la calle hacia los modales kirchneristas? ¿Sería demasiado suponer que prefiriera honrar su palabra que dinamitar su futuro político?

Estamos tan mal que un candidato, con sólo comprometerse a respetar la Constitución, se hace acreedor de suficiente mérito como para ganarse nuestro voto. Y estamos tan mal que para intentar que le crean tiene que jurarlo ante escribano público. Estamos tan mal que seguimos eligiendo el menos malo aunque cada día se hacen más difusas las diferencias y más difícil la elección. Estamos tan mal que, luego de dos décadas de ejercicio democrático, sigue vigente aquello de votar "tapándose la nariz, como tomando aceite de ricino" como dijera el ingeniero Alsogaray. Estamos tan mal que un candidato casi mudo va primero en intención de voto, lo que habla raro ya no de la clase política sino de la población que los elige. Pero así estamos.

Según Marechal, de los laberintos se sale por arriba. ¿Qué sería “por arriba” en este caso?  Sin duda no es repetir errores, no es insistir con los fracasos. Es arriesgar una opción distinta.

Volviendo a la ecuación de las alternativas, Sergio Massa aparece como el único candidato con posibilidades de ganarle al kirchnerismo y esa es razón suficiente para votarlo. Eso es un intento de salir del laberinto por arriba. Porque si Massa obtiene una diferencia importante a su favor, el resto
del peronismo que aún sostiene a Cristina, también abandona el barco. Es imprescindible aflojar los tornillos del sistema K y es imprescindible hacerlo ahora y en el distrito clave. Si es Massa la herramienta, pues hay que apostar a que no trampee y, así como un día ayudó a consolidar este
régimen opresor y autoritario, hoy nos ayude a salir de él.

Ya sé: fue kirchnerista; no me lo recuerde; lo tengo clarísimo pero ¿sabe qué? cuando eligió con libertad, fue liberal. ¿Es un pragmático? ¿Tal vez hasta un cínico? Puede ser pero ¿qué otras alternativas barajamos? ¿Quién le dice que aquellas nociones de derechos individuales, de propiedad privada y de división de poderes que lo enamoraron un día en su temprana juventud no sobreviven en algún rinconcito de su corazón? ¿Y si se redime sacándonos de las fauces de este monstruo caníbal que se ha encaramado en el poder? Si así fuera, el voto a Massa sería un voto útil.

Porque hasta ahora Cristina Kirchner y a pesar de la inflación, inseguridad y aprietes mediantes, aún lidera cómoda la intención de voto en el crucial distrito de la provincia de Buenos Aires. Sólo Sergio Massa parece hacerle sombra o sea que si le ganara y decidiera traicionar a sus votantes, aún así no estaríamos peor que antes de su aparición en el horizonte de las PASO. Hoy significa una posibilidad, la única de aguar la fiesta kirchnerista. Este es un voto estratégico que nos impone reflexionar si no vale la pena jugar esa carta. 

Hace más de dos años sugerí desde este mismo espacio la necesidad( no el placer) de estar del lado de Moyano en la pelea con el gobierno  nacional (http://maria-zaldivar.blogspot.com.ar/2011/03/hay-que-bancar-moyano.html apuesta que mereció exclamaciones reprobatorias en todos los tonos. El tiempo habló por sí mismo. 

El kirchnerismo no para. No le importa fallar, perder o hacer papelones; ni siquiera se inmuta cuando choca de frente. Sigue para adelante. Esta cualidad no es debidamente mensurada por la tibia oposición que se supone enfrentada al régimen k. Sin embargo, su continuidad sería una pesadilla y su fortalecimiento tras una buena elección, un pasaporte al poder arbitrario y absoluto. Hay que impedirlo y tenemos una sola oportunidad: ni Stolbizer ni De Narváez llegan. Massa, sí. Es razón de más para intentarlo. Piénselo. Arriésguese. Y anímese al intento de salir del laberinto.

22 comentarios:

  1. Vengo publicando este post desde hace años cada vez que hay una elección No le busque el pelo al huevo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja excelente!!! Massa vendría a ser "Huevo con un Pelo". A votarlo!!!

      Eliminar
  2. Lejanos los tiempos con Armando, con José. Pero seguís al pie del cañon.
    Te van a matar por el post. Pero te banco; aunque vote en Capital

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uhhhhhh! Qué tiempos aquellos, Gerardo... Qué bien estábamos cuando estábamos mal, eh?!?! Ha pasado mucho tiempo y lo hemos desperdiciado todo!!! Gracias x el aguante! Yo tbn voto en capital pero pcia de BsAs es crucial! Abrazo

      Eliminar
  3. Podemos coincidir o no, pero lo expresado tiene fundamento. El tiempo dirá si " acertaste ". Utilizo esa palabra porque elegir hoy , es un acertijo. Nada parece real, hoy están de un lado y mañana , quién sabe ?. Espero " alguien " entienda que todo cuanto está sucediendo en el país nos atrasa y que tardaremos muchísimos años en recuperarnos. Gracias María...

    ResponderEliminar
  4. Gracias a vos, Rubén, x pasar x este espacio y reflexionar "en voz alta". Absoluta,ente de acuerdo: el voto se ha vuelto una lotería. Ojalá el próximo sea el comienzo del cambio!

    ResponderEliminar
  5. Buen análisis y como dijo otra persona por aca buen fundamentado. Te mando un abrazo y te felicito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! Hay q apuntar al voto útil.

      Eliminar
    2. Te agradezco el consejo María muy bueno un abrazo por una Argentina mejor y NO a la RE RE

      Eliminar
    3. Jajaja q oportuna te llegó a tus manos mi nota!!! Abrazo

      Eliminar
  6. Grande María, como siempre comparto tu opinión !!! Besos !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Q bueno! Cuantos más coincidamos, mejor! Abrazo

      Eliminar
    2. Tengo las mismas dudas y el mismo miedo pero comparto que Massa es la mejor posibilidad o por lo menos la menos peligrosa Un cariño y que Dios nos ayude pero los kk cada vea peor ahora almueraos en la casa rosada ..........de terror

      Eliminar
    3. Así es, Magdalena. Es una posibilidad y cada día me convenzo + de q Massa es la única salida q tenemos.
      Abrazo!

      Eliminar
  7. Hola María, me llamo Juan Ernesto. Suena lógico tu análisis pero, hace 3 décadas que escucho análisis similares, que buscan una alternativa que haga oposición a otra no deseada, y seguimos con ese criterio de elección que hoy nos tiene en la actual realidad. Estamos siempre votando en contra de otro en vez de concentrarnos en votar por nuestros ideales políticos. Siempre nos quieren polarizar. Entonces somos blancos o negros, azules o colorados, buenos o malos, el odio o el amor (más que elecciones se parecen a partidos de fútbol). Por mi parte he de votar aquello que mi conciencia (e ideología) me indique y sin preocuparme el porcentaje de votos que se puedan lograr. No confío en los dobles discursos o cambios repentinos de opiniones o indecisiones de los candidatos.
    Tomando un café, hace un tiempo, escuché a dos señoras mayores donde una le decía a la otra (refiriéndose a uno gobernante anterior) "y bueno, el anterior robaba pero al menos hacía algo". Este discurso tan común en nuestra sociedad, nunca lo pude aceptar porque mis padres me enseñaron que, quien se queda con lo ajeno, es simple y llanamente un ladrón y, además, jamás podría votar a un partido donde su fundador tiene una frase memorable que reza: "es un buen muchacho, lástima que se queda con algún vuelto".
    Siendo más claro, Massa parece haber hecho bien sus deberes en Tigre pero, lamentablemente no ha despertado mi confianza, no por su capacidad política, sino por SU PALABRA(que para mi lo es todo).

    Cordialmente,

    Juan Ernesto

    PD: No se muy bien como llegué a su blog. Intenté seleccionar una opción en "comentar como" para firmar esta publicación y no hay una opción para mi caso. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Juan,
      Entiendo perfectamente su desazón. Empiezo mi nota diferenciando entre elegir lo que uno quiere y lo que hay. Ud dice que va a votar según su preferencia. Es un "suertudo" xq quiere decir que tiene un preferido; somos millones los que no tenemos alguien que nos represente con plenitud, y nos vemos obligados a elegir al menos malo.
      Esta instancia no la decidimos nosotros sino una clase dirigente que hace décadas se cuida muy bien de impedir la llegada de gente distinta.
      El planteo que hago hace referencia a una situación extrema: la permanencia de los K sería una catástrofe. Eso amerita que votemos al que le pueda ganar. X esta vez. Lejos de mí tomar esto como norma xq venimos nivelando hacia abajo hace mucho.
      Hoy creo q cualquiera es menos perjudicial q los K. En Capital, Carrió y el PRO. En pcia, Massa; en Mendoza, Cobos. Somos nosotros o ellos.
      Gracias x asomarse a mi blog y ahora que lo descubrió, lo espero habitualmente!

      Eliminar
    2. Gracias por responder. No me considero suertudo, solo busco elegir según mis convicciones y, por sobre todas las cosas, honesto. No quiero que me represente el "menos corrupto", quiero que me represente alguien honesto y con un discurso claro y transparente (probablemente utópico mi deseo). Me niego a entrar en el juego perverso de "esa clase dirigente que hace décadas se cuida muy bien de impedir la llegada de gente distinta". Pienso que hay que romper ese esquema si es que pretendemos salir adelante. Si no, como diría un conocido y actual filósofo del asfalto, "a comerla".
      Los K son extremadamente perjudiciales, pero no olvides que fueron votados porque la gente consideró que hubo anteriores muy perjudiciales. Y algunos que siguen colaborando con los K.
      Agradezco tu invitación. No estoy seguro de ser un participante activo dado que llego muy tarde y debo, por mi salud, descansar.
      Muchas gracias. Mis más cordiales saludos a todos.

      Juan Ernesto

      Eliminar
  8. Por que nadie tiene en cuenta a Amadeo en sus análisis??? es la lista mas sensata y opositora que hay en provincia

    ResponderEliminar
  9. Opino bastante parecido.
    http://observadorcomprometido.blogspot.com.ar/2013/08/endorsement-paso-2013-massa.html
    Un abrazo y que Dios nos ampare

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es la 1ra vez q coincidimos en los análisis. Parecemos dos liberales auténticos en la manera de pensar, vea!

      Eliminar
  10. Una pregunta: ¿qué diferencia hay entre la candidatura de Massa y la de Kirchner en 2003? ¿O la de Cristina en 2007? ¿No te parece que es el peronismo reinventándose? Así, estamos eternamente en el mismo círculo vicioso de la interna peronista.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Diferencia? Muchísima! La administración de Kirchner era conocidamente mala. Todas las tropelías q están haciendo ahora él las implementó en Sta Cruz. Massa, en contrario, viene haciendo una buena gestión en su municipio.
      X supuesto q Massa es el nuevo/viejo peronismo pero lo será con o sin nosotros. Y, en lo personal, entre los K y el resto del universo, me quedo con cualquiera; y cuando digo "cualquiera", digo "cualquiera". Vamos x aproximaciones sucesivas; como digo en esta nota: si nos saca de encima a esta gente, conmigo al menos se redime de su kirchnerismo/peronismo. Lo perfecto es enemigo de lo posible.
      El es peronista, no le toca armar la opción liberal. Esa es una carencia nuestra en todo caso.

      Gracias x volcar en este espacio tus reflexiones.

      Eliminar