Recomendado

Recomendado
2da Edición

Encargue acá su Libro

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

miércoles, 20 de julio de 2011

La basura nacional


Ahora sí. ¿Querían caos? Acá lo tienen. El sistema de partidos hecho añicos por sus propios usuarios. Tanto que se habla de apropiadores por estos días, los políticos sí que lo son. Tomaron por asalto el sistema, lo exprimieron como un limón en beneficio personal y ahora que no dejaron ni la cáscara, los mismos depredadores se postulan para la reconstrucción.

Hay cierto circuito nacional, emparentado con la cosa pública, que se dedica casi exclusivamente al reciclado de basura. Y lo hace bárbaro. La proliferación de cartoneros y la industrialización del oficio que cuenta con paradas y terminales para acopio en pequeña y gran escala demuestra que los argentinos hacemos mucha basura, la coleccionamos, la trasladamos y por sobre todas las cosas, evidencia que producir y traficar basura es un deporte nacional sumamente lucrativo para quienes se dedican a él.

Por algo los que empiezan a “cartonear” no abandonan por nada del mundo; como los políticos; ¿o alguien conoce un funcionario que deje de serlo o un diputado que no renueve la banca hasta su entierro? Notable paralelo entre los cartoneros y la clase política. Unos juntan basura previamente elegida, ojo que no se llevan cualquier cosa, y los otros también y tampoco. Luego, ambos lucran con lo que obtuvieron de los demás porque se adueñan de la basura ajena.

Unos comercializan diarios viejos y los otros, votos. Ambos para beneficio personal. Ambos reciclan y viven de la basura por eso, cuanta más basura produzca el país, a ambos mejor les va y se aseguran su subsistencia. Por lo tanto ninguno va a poner empeño en cambiar nada. Encima están amparados por la Constitución Nacional que ambos suelen desconocer: nadie está obligado a declarar contra sí mismo.

No será hora de encontrarles trabajo real a todos ellos?

5 comentarios:

  1. Tenés razón.

    Da miedo enterarse de los que renuevan bancas.

    Pero esta gente aventaja a los cartoneros en algo.
    Sus domicilios son inmensos.

    Van de Capital Federal a Provincia en un abrir y cerrar de urnas. Van de legislador porteño a diputado de provincia. Van de senador de San Luis a gobernador de Buenos Aires.

    Tengo miedo al recordar la frase del tango: ¡Sólo les falta ir a misa y ponerse a rezar!

    Saludos y te escucho hoy,

    Carlos Stella

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno María, aguda como siempre, estoy esperando que tras la basura aparezcan las ratas y las pestes que se lo lleven de una vez por todas.
    Leopoldo

    ResponderEliminar
  3. genial comparacion..extraordinaria..Maria BUENISIMO TU ARTICULO!! saludos desde Curuzu Cuatia Ctes Gustavo Clausi labclausi@curuzu.net

    ResponderEliminar
  4. mmm esta bn su trabajo

    ResponderEliminar