Recomendado

Recomendado
2da Edición

Encargue acá su Libro

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

domingo, 15 de marzo de 2009

Socorro!



No me asusta de lo que son capaces los peronistas, sino de lo que no es capaz la oposición. Mientras grandes sectores de la sociedad perciben con claridad la inminencia del riesgo institucional que sobrevuela a la Argentina, los políticos que debieran enfrentar el lunático rumbo oficial no hacen otra cosa que recular en pantuflas con la boca abierta de sorpresa. Porque los Kirchner siempre los sorprenden con una movida temeraria que no contempla límites ni consecuencias. Ellos juegan a todo o nada mientras los otros no juegan a nada.

La última barbaridad que nos revolearon fue el adelantamiento de las elecciones, sostenida en argumentos insostenibles, chorreando incoherencias y contradicciones, en boca de una presidenta pintarrajeada hasta el mamarracho ratificando monolítica coherencia entre el continente y el contenido.

Quienes dicen que “el hábito no hace al monje” se equivocan y mucho. El hábito es el monje. Y lo que vemos de Cristina es ella misma con sus hábitos. Los cachetes inflados de rellenos estéticos antiestéticos, la cara revocada a la brocha, el pelo tan artificial como la sonrisa; los florones y la sobrecarga de alhajas. Con una receta personal de excesos para sí misma ¿por qué habría de ser sobria y moderada en las cuestiones de estado? Si su mal gusto no encuentra límites en el ser ¿por qué deberían encontrarlos sus desatinos verbales? Si desaira a huéspedes y anfitriones ¿habría que sospechar que reserva los buenos modales para el mercado local o es más lógico deducir que los desconoce? Y, finalmente, si hace casi treinta años que comparte su suerte con Néstor Kirchner, ¿quién podrá suponer que no son prácticamente, una confusión genética?

Lo que espanta, entonces, no es toda esa exaltación bizarra del medio pelo argentino que el peronismo como nadie ha encaramado en la cúspide de la pirámide, sino la parálisis de los otros que un día optaron por subirse al ring ¿qué les pasa que no reaccionan?

A los radicales, por lo menos, se los ve portando un mediomundo que empieza a conseguir cierto reclutamiento de los propios despojos mortales de aquella diáspora partidaria con la que pagaron el experimento de la alianza con el peronismo “disidente”. Hilachas de viejas y antagónicas líneas internas comienzan a sumarse, tardías y escasas.

Lo del macrismo es pavoroso. Son la tercera posición, los que con voz firme y recia se definen sin claudicaciones ni medias tintas; “lo más probable es que quién sabe” dicen ante cada definición que les impone la realidad política. Se parecen a la Cancillería argentina que, cuando carece de instrucciones precisas sobre los temas, opta por abstenerse. Los macristas el viernes volvieron a abstenerse en esa suerte de ensalada ideológica que les dio vida y que ahora se las está sacando.

Nadie parece interpretar la genial perversidad del peronismo que siempre inventa un “peronismo disiente” que enamora a algún amateur de la política para luego fagocitárselo y seguir reinando tras haber incorporado los glóbulos rojos del circunstancial aliado mientras se deshace del circunstancial aliado y del mote de “disidente” y mutar, simplemente, a peronismo a secas. A ver si lo entiende la dirigencia política berreta y mal preparada que tenemos en cargos inmerecidos para sus inexistentes convicciones filosóficas y raquíticas habilidades partidarias: el peronismo es siempre peronismo. ¡Déjenlos pelearse y amigarse entre ellos pero no colaboren con sus obcenidades y dejen de embarcar a almas de buena voluntad hacia un naufragio seguro!

El “domingo siete” con el que salió el tatuado Francisco de Narváez (que ostenta con orgullo casualmente, una víbora en su cuello) acompañando a los Kirchner en esta última grosería cívica es otra prueba de una genética inmodificable que venceremos sólo cuando la oposición, el día que exista, convoque a escuchar más a Borges (“Los peronistas no son ni buenos ni malos; son incorregibles”) que a Rodríguez Larreta.


Para releer cuando disponga de unos minutos:


Muchas gracias.

12 comentarios:

  1. Buenas reflexiones, le pides sonrisa sincera a Cristina, pero no es posible, todavía no conquistó el mundo, y tiene a Néstor, que no debe ser un muy gran humorista cuando lo pretende, todo lo contrario cuando intenta ser serio.

    La oposición, para mi la única oposición seria ya termina siendo Pino y algún otro más, los demás no se tocan el corazón a la hora de las alianzas, eso me molestó demasiado, y el daño que están haciendo es brutal, están ensuciando tanto la cancha que al final el resultado de octubre puede terminar siendo nefasto para el país.

    Y para complicarlo todo, y darnos un golpe de gracia, renuncia Garrido,esa renuncia dolió, y mucho.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Tu nota inmejorable, la oposicion es una bosta que no sirve ni pa' abono; pero yo me pregunto: y a donde esta el pueblo argentino ?, donde estan esas necesarias y semanales manifestaciones masivas, esas demostraciones al gobierno de que no les va ha ser tan facil hacer lo que quieren?, porque no se olvidan de esta manga de farsantes que se autollaman "oposicion" y escuchan a tantos "no politicos" que los hay a montones y que tienen las ideas correctas de que hacer con esta manga de corruptos, vividores y todos sus chupa medias sedientos de riquezas inmerecidas.
    Es el pueblo argentino quien debe hacer lo que necesita ser hecho, la oposicion no existe, esos son solo aprendices de buitres que corren al asalto cuando ven carroña y luego se pelean entre ellos para ser el primero en comerla.
    Cada vez queda menos tiempo y los argentinos siguen mirando por la ventana para ver "que es ese ruido", que pasa; es que no tienen lo que se necesita?. Hacen mas kilombo en las canchas de futbol que en frente de la quinta de Olivos o la Rosada, llegan hasta a matar a hinchas del equipo contrario y son incapaces de decirle y hacerle al gobierno lo que se merece ?
    Por Dios. al final voy a creer que Uds, el pueblo argentino, se merecen lo que tienen, no son pueblo para algo mejor, no se lo merecen y moriran aguantando cada dia un poquito mas, a lo mejor un dia por milagro todo se resuelve solo.
    Lo unico que me queda por decir es que, si no van a hacer nada: "que se vayan los buenos" (que los hay) y dejen el pais para que se lo coman los buitres.
    Eletor.

    ResponderEliminar
  3. Me encanta como escribis: pasion y estilo bien combinados.
    Congrats!

    ResponderEliminar
  4. Lo de siempre, amigos: gracias x tomarse unos minutos y asomarse a mi trabajo. Abrazo!

    ResponderEliminar
  5. Maravilloso artículo, María. De los peronistas ya no debería sorprendernos nada, lo terrible es una oposición que no sea capaz de fijar una postura ni siquiera en un tema como este. Muchos de ellos, a pesar de no ser novatos en la política, sino todo lo contrario, todavía no se dan cuenta de que hacerle el juego al peronismo, incorporando a sus "disidentes" o sus consignas, significará convertirse en un "sacrificial lamb" del Partido Justicialista en el corto plazo.

    ResponderEliminar
  6. Hola María. Primera vez que entro a tu blog, y lo que más me llamó la atención, y que vengo discutiendo hace tiempo, fueron tus líneas : " Y, finalmente, si hace casi treinta años que comparte su suerte con Néstor Kirchner, ¿quién podrá suponer que no son prácticamente, una confusión genética?"
    A juzgar por la elección 2007, son varios los que no pudieron ver ésto, y hoy se lamentan por los rincones. ¿A vos te parece que hoy el electorado va a analizar la oferta electoral para votar mejor? Yo creo que no. Creo que ven a Solá como un gran tipo que le hizo frente a Kirchner, y somos capaces de ver que éste mismo Solá lo apoyó en sus políticas por 5 años.
    En fin. Es como ahí dice Anónimo, tenemos lo que nos merecemos.
    Nos pasamos en marchas y reclamos y "que se vallan todos", y en la próxima elección votaremos a "cualquiera" que tenga posibilidades de derrotar a los K, sin importar quién es o qué proyectos tiene. Así nos irá!
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  7. D´Anconia!!!! Es exactamente así. La gente va de un peronismo a otro. Hartante!!!!

    Hola Simulacro! Elegir entre opciones peronistas es una doble trampa: a) xq los iguales no son opciones; 2) xq es una posibilidad falsa, como elegir entre enfermarse de cancer o de sida...!!!
    y... Bienvenido!!!!

    ResponderEliminar
  8. Genial tu estilo, impecable el análisis.
    El peronismo es parace, el único gobierno posible en Argentina, y auqnue siempre intento rescatar lo personal, y no quiero englobar humanidades en mi pensamiento, digo: Que mal estamos, porque nunca generamos otra opción. Seremos esto?. Con respecto a Cristina, le pediría además que deje de meternos a todas las mujeres en sus insultantes y baratos discursos supuestamente feministas y poco femeninos.
    Me da gusto leerte.

    ResponderEliminar
  9. Gracias Mariano! Gracias Soledad! En cuanto a tu prurito de englobar... ellos tienen la libertad de abandonar el peronismo y reconocer q el "movimiento" ha sido lo peor q le pasó a la Argentina en toda su historia!!! Si resisten, se merecen la generalización. Digo, de onda (...!!!)

    ResponderEliminar
  10. jajajaj,tenés razón María, deberé reveer mi prurito.

    ResponderEliminar
  11. María, me encontré con tu blog de casualidad, corrijo, causualidad...es excelente, vas linkeada directo al mío.
    Saludos

    ResponderEliminar