Recomendado

Recomendado
2da Edición

Encargue acá su Libro

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

lunes, 27 de octubre de 2008

NOS VEMOS EL MIERCOLES A LAS 18


El Movimiento de Autoconvocados invita a reunirse
frente AL CONGRESO el MIERCOLES 5 de NOVIEMBRE
para decirle al matrimonio presidencial que
NO NOS ROBEN MAS

Bajo el lema "VIENEN POR TODO, TAMBIEN POR VOS" la mesa de Enlace de distintas agrupaciones que defienden los ahorros de 10 millones de personas, invita a los ciudadnos a no quedarse en sus casas sino a manifestar pacíficamente su desacuerdo con la medida que pergeñan los Kirchner.

martes, 14 de octubre de 2008

El Canciller, la Mujer Policía, el narco y Playboy




Como no le faltan ingredientes al episodio del avión particular cargado de funcionarios K que transportó hasta nuestro país 800.000 dólares hasta ahora pertenecientes al Gran Bonete, acaba de emerger una pieza clave en la defensa de los narcos venezolanos y de los funcionarios argentinos: la mujer policía.


El testimonio de la agente de Seguridad Aeroportuaria que tuvo la feliz idea de solicitar a Antonini que abriera la famosa valija, parece la médula argumental con la que los involucrados en aquel vuelo y en ilícitos varios intentarán zafar de las garras de la justicia. En Estados Unidos, al menos, ya que en la Argentina aún persiste la intención inicial de olvidar el desafortunado suceso que podría empañar la luna de miel entre los K y Hugo Chávez. En honor a tamaño idilio, desacreditar los dichos de Antonini es el arma que disparan en tandem, como tortolitos, ambos mandatarios.

Burdo, dicen algunos pero lo cierto es que el estudio jurídico del ex SIDE Darío Richarte, “sushi” de nacimiento y abogado del desplazado Uberti, se encarga también -vaya casualidad- de coordinar tareas para la defensa del narcotraficante Franklin Durán. En esa movida se inscribe el viaje de la ex policía a Miami y la grotesca telenovela urdida alrededor de sus declaraciones.


El resto es para el bochorno: las deducciones de la testigo sobre las intenciones de los supuestos agentes del FBI que la interrogaron no se sabe sobre qué durante dos horas, sus miedos e indignaciones sólo comparables con las del canciller argentino que, por indicación de la señora Presidenta y con la obediencia del subalterno digna de su formación cuasi militar en las filas de Montoneros allá por los ´70, corrió a pedir explicaciones al embajador norteamericano respecto de tan inadmisible “apriete” a quien viajó por su voluntad y no se negó al referido interrogatorio.


No está claro si la producción fotográfica que hizo la joven para una revista masculina, con una gorra en la cabeza y una valija a la altura de sus tacos aguja por todo atuendo, fueron parte de la estrategia distractiva de la defensa. Puede ser y aún así, la línea argumental procede a ser un vergonzoso mamarracho.

.

domingo, 5 de octubre de 2008

El Cadaver que resiste la Tumba


Que Cristina Kirchner intente enseñar economía en Estados Unidos es tan absurdo como el esfuerzo de Alberto Fernández por sobrevivir a su estrepitoso fracaso como operador político de la presente administración.

Patético lo de Fernández porque, para peor, su tic de aferrarse no es nuevo sino más bien propio de su estilo. Lo hizo en su temprana juventud cuando engrosaba las filas del nacionalismo furioso y después, como delfín de Domingo Cavallo. Con ese pedigree no deberían sorprender sus pininos por mantenerse a flote, sobre todo si se recuerda que es político de profesión y que esperar progresos en esa fauna es una ingenuidad casi imperdonable.

Alguien tiene que avisarle que perdió su interna dentro del actual gobierno; que Julio De Vido lo doblegó y que están de salida los escasos alfiles que le quedan en funciones. Su pelea de fondo siempre fue en torno a operar el trato con los medios de comunicación pero Néstor Kirchner prefirió confiar esa sensible tarea a su archi-enemigo y cuando Cristina asumió, Alberto creyó que habían llegado para él los años de vacas gordas, que la suerte viraba a su favor y, aunque la maniobrabilidad de la Presidenta es un tanto acotada, Alberto consiguió la conducción del canal oficial en el que colocó a una de sus incondicionales. Pero le duró menos que la Secretaría de Medio Ambiente, donde su protegida sigue dando pelea. El estratégico canal 7 se le escapó de las manos y ahora se tiene que conformar con el control de alguna emisora de radio marginal, pobremente piloteada por un puñado de empleados de la Secretaría de Medios. Una berretada.

Sus manejos con el poderoso Grupo Clarín también fallaron. Tuvo la mirada del burócrata y su estrategia de acercamiento se concentró en jugar la interna de ellos. Eso y no mirarse al espejo es más o menos lo mismo porque soñar con la ridícula posibilidad de colarse entre aquellos indica una petulancia sólo comparable con la de Cristina Kirchner pero también trasluce idénticas ignorancias. Es no entender la complejidad de ese entramado que hoy, además, encarna el mayor dique de contención al delirio autoritario del chavismo vernáculo, sino el único.

Hasta se equivocó al aceptar un encuentro académico que lo enfrentó con ex “cumpas” del menemismo, todos inofensivos y heridos, que lo incomodaron hasta el ridículo. Entre medialunas dulces y comentarios ácidos, echaron por tierra sus ilusiones de reconciliación con el patrón de la estancia, Néstor Kirchner de quien había conseguido un condescendiente gestito apenas veinticuatro horas antes. Cecilia Pando lo sacó de carrera. Un auténtico bochorno digno de un jugador amateur. Papelón.
.